7/1/09

Ius primae noctis



Ius primae noctis significa derecho a la primera noche, en latín.

Se refiere al derecho que se atribuían los señores feudales a desflorar la novia de cada uno de sus súbditos. En realidad, se trata de una leyenda, así como el derecho de pernada que consistía apenas en el derecho del señor feudal de autorizar la boda de sus súbditos poniendo una pierna sobre la cama.

Tan mítico es este derecho de pernada como el origen del verbo fuck en inglés.

El conde Mascetti lo ha afirmado varias veces, copa de vino salteño en la mano mediante, FUCK - suele decir en un afectadísimo inglés medieval- es Fornication Under Conscent of the King, o sea, fornicación con el consentimiento del rey, que nos remite directamente al derecho de pernada.
Sin embargo, en alemán el verbo equivalente es ficken que suena muy parecido pero no es acróstico ni es sigla de coito con permiso real. La teoría del conde se iría al cuerno si pudiéramos determinar quién a copió de quién; sabemos que las invasiones germánicas a Bretaña entre los siglos III y IV dejaron su marca en la lengua inglesa y los señores feudales pertenecen al medioevo (mediohuevo) entre los siglos IX y XV.
Si invadir es una forma de fornicar, supongo que el término original es de los sajones germánicos.
Pero como bien dice arriba es todo una leyenda, seguramente fundada en algún hecho veraz, en algún impune señor fudal déspota y turro que acostumbraba a desvirgar a las futuras esposas por placer, poder y propiedad.
Supongo que el Ius primae noctis debe haber sido controversial, tanto para las bellas siervas que no querían ser desgarradas por el señor, como el señor que rehuía sus deberes defraudando a las siervas feas y gordas que esperaban toda su vida para que su amo les diera una noche inolvidable.
Pareciera que el derecho de pernada como solución intermedia mitigó los abusos (de ambas partes) en un sentido y dio rienda suelta a los mitos y leyendas en otro.
Pernar la cama de los vasallos era como marcar ganado, dejar la huella del señor feudal en cualquier acto vasallo.
Pisotear la cama virgen era anular cualquier posibilidad de pureza esponsal.
Creo que acabo de encontrar uno de los orígenes del resentimiento.
Y bue.
Ah, feliz 2009!